No dejes que nadie te cambie

pareja
Ser flexible y convivir no es lo mismo que cambiar nuestra forma de ser

Probablemente muchos de ustedes cuándo están en pareja se hacen más flexibles, porque al fin y al cabo eso es lo que tiene convivir con otro, que hace que cambiemos para poder hacer de esa convivencia algo con lo que estar bien. Sin embargo, esto no tiene nada que ver con el hecho de que una pareja nos intente cambiar nuestra personalidad. La verdad es que les hablo de esto porque hacía tiempo que no veía a una amiga, y con tiempo me refiero a años, y hoy que he tomado para tomar café con ella y contarnos los más y los menos me he dado cuenta de que ya no era la misma.

Es más, esa chica era de las que salía todos los fines de semana, de la que creía que el mejor trabajo había que luchar por buscarlo aunque fuera en la China y que el hombre de tu vida te tiene que aceptar tal y como eres. Hoy, los celos de él hacen que el fin de semana se quede en casa de sus padres, porque el suele estar fuera por trabajo, su trabajo está al lado de casa cobrando el sueldo mínimo, y de repente se ha vuelto de lo más conservadora cuando antes era una de las personas más liberales que conocía. ¿Es realmente ella?

Pues no, es lo que él ha querido que ella sea. Y eso solo supone engañarnos a nosotros mismos y a nuestra pareja. Y lo peor de todo ¿qué pasará si llegan a dejarse? Pues que ella probablemente sufran un sin vivir encontrándose a sí misma. Y creánme

.