Estoy gordita:comentarios indiscretos

gorda_y_flaca

Puedes ser gordita y feliz y estar delgada y sentirte triste. Puedes tener sobrepeso y vivir hasta los 103 años o se flaca y caerte muerta a los 30 años. Cada cuerpo es diferente y cada mente, también. Por eso ha llega el momento de que las mujeres (gordas o flacas) empiecen a escuchar a esa voz que tienen en su interior, en lugar de atender a quienes les rodean y les dicen que deben perder peso

Te enumeránmos una lista de los típicos comentario impertienentes y darles una respuesta elegante.

  • Tienes muy buen aspecto, ¿has adelgazado?

Puede sonar a halago, pero es más bien una bofetada. Una contestación es: «Sí, tengo buen aspecto, pero no tiene nada que ver con mi peso. Si quieres ser amable, limítate a decirme que estoy guapa y punto». Seguro que esa persona no vuelve a hacerte ningún comentario sobre tus kilos.

  • ¿Cuándo darás a luz?

No estoy embarazada, estoy gorda. No existe ninguna mujer no encinta que desee oír esta pregunta, esté delgada o gorda.

  • «¿Está segura de que no prefiere la ensalada?»

Siempre hay camareros/as amargados y retorcidos. Si te tropiezas con alguno así, explícale con calma que si hubieras querido ensalada, la hubieras pedido. Y no le dejes propina.

  • «Nunca como tanto/subio las escaleras a pie para mantenerse delgada/ voy al gimnasio una hora al día….

Estos son los comentarios típicos de personas muy inseguras en busca de cumpidos tranquilizadores. Lo mejor es decirles, de todo corazón, «me alegro por ti» y cambiar de tema cuanto antes.

  • «Mi prima también está gordita»

En estos casos se puede matizar: «A lo mejor tu prima mide un metro veinte o tiene tres años por eso dices gordita». Pero yo, que mido 1,70 y peso 100 kilos, soy gorda y esa palabra no es ofensiva ni necesita diminutivos.

  • «Uy, ¿no te pones sacarina en el café?

En este caso se puede usar la mímica: mirar a tu alrededor, como buscando a ver si tu interlocitor/a se dirige a otra persona, mientras te sirves azúcar tranquilamente.

1 Comentario

  1. Tienes toda la razón.

    Ademas lo que mas irrita del tema es la asunción general de que un exceso de kilos pueda suponer siempre y per se una perdida de atractivo.

    A mi me suelen gustar tirando a gorditas y estoy harto de que me miren raro por ello.

    Ellos se lo pierden.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here