El cubrepene; el regalo «erótico» ideal para San Valentín

Dicen que no hemos inventado nada. Que los que creemos ideas de la era moderna no son más que copias mejoradas de lo que ya conocían nuestros antepasados y puede que algo de razón lleven; sobre todo cuando vemos cosas como esta que les voy a presentar a continuación le dan la razón al refrán y es que lo que ha sido una tradición y casi una obligación de regalar cuando cualquier mujer se casaba a su propio prometido. Hablamos del cubrepene, un accesorio de lana que servía precisamente para eso.

cubrepene

Su origen se remonta a la Croacia más rural y servía precisamente para evitar rozaduras al montar a caballo por las montañas durante largas horas. Su nombre original es nakurnjak y ahora un artesano del país se dedica precisamente a venderlos como profesión. El mismo los hace, como marca la tradición y se ha convertido en el regalo ideal para San Valentín para muchos curiosos extranjeros que lo encuentran curioso.

Y mientras el señor artesano hasta hace bien poco tejía mucho más objetos de vestimenta habituales, cuando empezó a dar a conocer al tradicional cubrepenes fue cuando empezó a darse cuenta de que el negocio tenía futuro, y aunque se vende a un precio bastante simbólico para tratarse de un producto hecho a mano, ya que sale por unos 7 euros al cambio, vende todo el stock que realiza. ¿Qué les parece la idea?

Más info | Público