Aprender a pedir ayuda

Quienes tienen dificultades para pedir ayuda, suelen ser personas con poco contacto con su interior. A muchas de ellas les cuesta, inclusive, darse cuenta de qué necesitan. Lejos están de poder pedir a otros lo que aún ellos no pueden detectar. Tanto las dificultades para darnos cuenta de nuestras necesidades como de poder pedir aquello que nos hace falta, está dado por el condiciona miento infantil.

Lo que «aprendemos» en nuestra familia. En muchos casos este aprendizaje recibido en la infancia produce bloqueos, que impiden la expresión de lo que se siente y se necesita. Este tipo de personalidades están tan acostumbradas a valerse por sí mismas que, incluso, descalifican lo que necesitan, lo que sienten. Y si logran darse cuenta, están convencidos de que solos pueden. Esto se puede cambiar, si uno se lo propone. Lo importante es comenzar por:

pedir ayuda

* Calificar nuestras necesidades. Lo que sentimos y necesitamos es importante y debemos asistirlo.

* Aceptar que todos necesitamos de todos, porque vivimos en un mundo interconectado.

* Derribar el mito: Yo puedo solo».

* Derribar el mito:Si nos quieren van a saber lo que necesitamos».

* Aceptar que, para poder pedir, tenemos que conectarnos con nuestra energía interior y expresar lo que nos pasa. Nadie es adivino.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here