Afrodisíacos naturales ¿Apostamos por ellos con sentido o son un mito?

De seguro que más de uno ha escuchado decir que comer cierto tipo de alimentos puede tener beneficios sexuales. El tema de los alimentos afrodisíacos es milenario en nuestra cultua, y a medida que el tiempo avanzaba unos se cambiaban por otros, por las importaciones y los nuevos descubrimientos, pero con el avance de la ciencia se ha demostrado que no siempre la cultura llevaba razón y en más de una ocasión sus creencias no eran más que un mito. Hoy les proponemos un recorrido por alguno de los alimentos más conocidos por su beneficio sexual y vemos si son realmente beneficiosos o no.

chocolates

Los plátanos: Aunque la forma que tienen ha sido la que les ha dado la fama, se ha demostrado que tanto el potasio como la vitamina B de los que son ricos contribuyen a aumentar ciertas hormonas sexuales. Por lo que es real.

Ostras: han estado presentes en muchas culturas como elemento que ayuda al deseo masculino. Y aunque el yodo y el zinc que contienen ayudarían a elevar la testosterona para logra el efecto se necesitarían comer más de 4 docenas de ostras. Por tanto lo descartamos como mito.

Entre las frutas, las granadas: contienen muchos antioxidantes, y aumentan el flujo de sangre en todo el cuerpo. Eso significa que nuestra sensibilidad aumenta. Realidad

El plato estrella: Fresas con chocolate: esto si que es real. Pero por dos razones, primero, el chocolate libera la phentolamina, una hormona que tenemos en mayor cantidad en nuestro cuerpo cuando tenemos relaciones. El alto contenido en vitamina C de las fresas potencia el efecto.