Hábitos que consolidan tu madurez: Mantén a punto cuerpo, mente y espíritu

pareja20

Ser responsable significa que tomas tus propias decisiones según tu propio criterio, que confías en ti mismo y que no te dejas llevar por los demás. ¿No crees que merece la pena? Más pronto o más tarde, llega el momento de agarrar el timón de nuestra existencia, de construir la vida que de verdad deseamos, de romper con los viejos hábitos y establecer otros que nos ayuden a ser la persona que queremos ser.

Invierte tiempo en ti. Este hábito te lleva a renovar las cuatro dimensiones de tu naturaleza: fisica, espiritual, mental y social, para estar alerta y a punto para los cambios.

¿ Cómo lograrlo?

Desde el punto de vista físico, debes cuidar tu cuerpo para obtener de él resistencia, flexibilidad y fuerza. Para ello, realiza ejercicios aeróbicos, estiramientos y ejercicios de tensión muscular. Dedica un tiempo fijo a la semana.

Desde el punto de vista espiritual, debes formarte, comprometerte con tus valores, formar tu carácter. Ayúdate con la
música, la literatura, el cine, la meditación, la naturaleza, para estar en contacto con tu renovación interior. Sentirás una paz creciente escuchando los sonidos y el silencio.

Desde el punto de vista mental, te benefician: la disciplina (para el estudio y el desarrollo intelectuales), ver la televisión con sensatez, escribir o llevar un diario, leer… Organiza y planifica tu tiempo para formarte y aprovechar tu vida. Al aumentar tu capacidad planificadora y reconocer tus prioridades y posibilidades, alcanzarás antes tus metas.

Desde el punto de vista social, te conviene ejercitar la relación con otros. Escucha para comprender, trata de explicarte con claridad y sinceridad: así lograrás relaciones plenas, que te ayudarán a darle sentido a tu vida.