Cultivar el pensamiento estratégico

Ante cualquier situación que enfrentes en la vida, estarás mejor preparado si cuentas con una estrategia definida. Esto no significa que dabas seguirla al pie de la letra, ya que puede ir modificándose a medida que es puesta en práctica. Cinco pasos son fundamentales para evaluar la toma de decisiones:

lograr metas

Define con precisión el problema: Muchos de los conflictos suelen desaparecer una vez que son visualizados de forma concreta. Para eso deberás recoger la información más importante, así como también determinar los aspectos fundamentales y secundarios. Observa cuáles son los principales obstáculos que impiden su resolución.

Determine criterios de acción: Establece reglas o condiciones que te permitan llevar a cabo el objetivo propuesto.

Busca alternativas: Visualiza la mayor cantidad de soluciones posibles. A veces, las más evidentes pueden no ser las mejores, pero de todas maneras tenga en cuenta todas las opciones.

Analiza: Valora cada una de las posibilidades a la luz de los criterios que estableciste con anterioridad.

Ejecución, decisión y control: Elije alguna de las opciones planteadas. Utiliza todos los instrumentos necesarios para lograr su objetivo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here