¿Por qué ayudamos?

ayudar3

Para el desarrollo de este tema, las autoras del libro se inspiran en «Las cinco motivaciones de la acción». Así veremos cómo, initialmente, el ser humano está motivado para actuar por y desde sus niveles más primitivos y elementales. Y a medida que vamos evolucionando, vamos cambiando el punto desde el cual parte nuestra acción.

PRIMER NIVEL

Mi actuar puede estar motivado por la necesidad, la obligación y el esfuerzo. Si ayudo al otro es porque estoy obligado, pero no hay en ello amor ni elección consciente. Actúo porque necesito hacerlo y lo hago por un salario. Me quejo, me lamento, y siento que no me queda otro remedio.

SEGUNDO NIVEL

Puedo moverme por la autoafirmaáón, el sentido de importancia personal o el deseo de admiración. Aquí mi acción está motivada por el prestigio, la fama, y por atraer el amor de los demás. Si ayudo el otro es porque me sentiré mejor, superior y admirado.

TERCER NIVEL

Puedo moverme por el amor a lo que hago y la plenitud que ello me brinda. Aquí ayudo porque gozo ayudando.

Soy feliz pudiéndolo hacer y lo hago por amor a la acción misma. Mi acción está motivada por el deseo de expresarme.

CUARTO NIVEL

Me muevo por la voluntad profunda de servir a otro, de hacer un bien. Confío en que mi acción puede ser útil para la evolución de otros, para su bienestar y crecimiento. No siento que nadie esté en deuda conmigo porque lo haya ayudado. Aquí nace lo que podemos llamar la actitud de servicio: mi obra sirve para un fin superior.

QUINTO NIVEL

Me siento un canal de algo que me trasciende; comprendo que es la vida la que se expresa a través de mi. No soy yo como persona el autor de mis obras, sino que es el principio universal el que trabaja a través de mí como instrumento. Aquí ayudamos sabiendo que en realidad, es siempre la vida la que ayuda.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here