Potenciadores sexuales: ¿Por qué los toman los jóvenes?

bebidas

En la actualidad existe la tendencia a consumir cada vez más supuestos potenciadores sexuales -en forma de pastillas, bebidas energizantes, drogas que se inhalan- todos mezclados con alcohol. ¿Cómo evitar las consecuencias de este consumo?

¿QUÉ EFECTO REAL TIENEN ESTAS BEBIDAS Y SUSTANCIAS QUE CONSUMEN LOS JÓVENES Y TAMBIÉN ADULTOS?

En general se trata de promover el aumento de la excitación sexual, que el cuerpo funcione en «piloto automático», es decir, que no Itaya control comiente, y mucho menos represión, de las reacciones impulsivas que el cuerpo se ve alentado a tener por el consumo de estas sustancias y por un ambiente que favorece el descontrol. Esto se debe a la aglomeración de pares iguales, la música y una mentalidad general de que el boliche o la disco son el espacio adecuado para practicar todo tipo de experiencias en grupo, pensando tal vez, que entre muchos, se sienten protegidos. Algo así como «mal de muchos, consuelo de tontos».

¿POR QUÉ, SI SON NOCIVAS PARA LA SALUD, LOS JÓVENES LAS CONTINÚAN TOMANDO?

Existen jóvenes que se comportan como Kamikazes, casi como si buscaran suicidarse, á través de conductas de nesgo increíbles. No son personas ignorantes, sin educación, por el contrario, son a veces líderes de sus grupos de pares y logran que los demás los sigan. También están los que dicen «no consumas, tal cosa, pero esto no te va a hacer nada» y el resto ks cree, como además se venden en los mismos lugares donde van a encontrarse, lo tienen a mano.

ADEMAS DEL RIESGO DE INTOXICACIÓN, ¿QUE OTRO EFECTO PRODUCEN ESTAS SUSTANCIAS O SU MEZCLA?

La imposibilidad de pensar y de reaccionar ante una situación de emergencia, una especie de parálisis mental y muscular y una estupidización generalizada. De modo que la persona puede estar en medio de un incendio y no tendrá recursos para salvarse o, si intentan un juego de violación, se dejará pasivamente. (En Estados Unidos las llaman wrap drugs, es decir, drogas de violación). En algunos casos, luego del consumo, existe una amnesia casi total de lo sucedido, por lo cual la víctima no puede quejarse o hacer denuncias.