La suegra: cuando se convierte en el gran problema de una relación

Lo cierto es que en las relaciones de pareja hay muchos problemas que provienen del exterior del núcleo en sí mismo: de los dos. Muchas veces es muy difícil afrontar esos problemas, sobre todo cuando están relacionados con la familia, porque la suegra, aunque a algunas y algunos les pese, es parte de la familia, y a veces se convierte en el fundamental de los problemas.

La verdad es que para afrontarlos, lo fundamental es poner las cosas sobre la mesa, porque la suegra no puede hacer que las cosas cambien de un momento a otro, y eso lo tienen que tener claro ambos miembros de la pareja. Hay que tener en cuenta que la prioridad son siempre ustedes dos, y luego viene todo lo demás.

Y aunque para resolver el problema todo dependerá de como sea esa suegra, y de cual sea esa relación con ella. En todo caso, nosotros desde Pasiones, les contamos que lo mejor es que lo hablen con su pareja, y que tanto él como usted dejen claras cuales son sus prioridades y se las expliquen a la suegra en cuestión porque ante una pareja fuerte, ni siquiera la suegra más decidida es capaz de romperla.