Hombres: Nueve causas no medicas que pueden alterar el rendimiento (I)

mal

Existen muchos factores que pueden afectar la erección. Le explicamos nueve, que nadie suele tener en cuenta.

EL ALCOHOL

De acuerdo con los estudios llevados a cabo por la Universidad Southern de Illinois, los investigadores encontraron que beber más de 1,5 mililitros de contenido alcohólico por cada kilo de peso del bebedor (para una persona de 70 kilos, tres copas y inedia) causan desequilibrios en los niveles de excitación; además perjudica un sinnúmero de habilidades, incluyendo la de conducir o caminar. » Enlentece los nervios que transmiten las sensaciones entre el órgano sexual y el cerebro», afirma el Dr. Laurence A. Levine, profesor de urología del Centro Médico Rush-Presbyterian-St. Luke, en Chicago.

LA SOLUCIÓN

No dedique mucho tiempo al bar. Si realmente desea tener una buena performance, pídale al barman que no le sirva más de dos copas. Después de eso, nadie podrá hacerse responsable de su rendimiento.

LA PALABRA «DISFUNCIÓN»

El empleo de la palabra impotencia es cuestionable, poco preciso e implica una connotación peyorativa. Cuando decimos que un varón es impotente pensamos que no sólo no logra la erección sino que también es un fracasado, un ser desvitalizado, sin empuje ni fuerzas para encarar las responsabilidades que esta sociedad carga sbbre sus hombros. Lo más correcto sería hablar de disfunción erectiva o de trastornos de la erección. Podemos definir a la disfunción eréctil como la incapacidad, parcial o completa, y reiterada (en más de un 25 % de los intentos), para obtener y mantener erecciones con rigidez suficiente para permitir un coito con penetración.

LA SOLUCIÓN

Un individuo en la mediana edad de la vida no debe pasar por alto los juegos preliminares y las variantes no coitales, entendiendo que en el acto sexual podrá perder y recuperar la erección varias veces. Sólo su fijación al modelo adolescente le haría suponer que mantendrá su potencia sexual invariable desde la excitación inicial hasta el orgasmo. Para aquellos que no toleran las vicisitudes de la vida ni los cambios en la respuesta erectiva, les quedan pocos caminos: si no aceptan las psicoterapias sexológicas breves puede ser usado el Viagra (sildenafil) que tiene un poderoso efecto tanto en impotencias psicológicas como orgánicas. Si no respondieran podrán optar por las prótesis, las bombas de vacío o las inyecciones de drogas vasoactivas que, de todos modos, también pueden ser un camino válido antes que la frustración constante de ellos mismos y de sus parejas.

EL PASADO

Afirman que si en el pasado sus experiencias sexuales fueron poco efectivas, en el futuro podrían empeorar de no tomarse medidas a tiempo. «Cuánto más piense en el pasado, con mayor facilidad surgirán problemas en el plano sexual», nota el Dr. Finger.

LA SOLUCIÓN

Olvide el pasado. Un encuentro donde no se logre la erección puede ser totalmente circunstancial pero en algunos individuos genera el pánico a que sea definitivo y permanente y eso perpetúa el síntoma. Esto da lugar a lo que llamaríamos una profecía autocumplidora: tengo miedo de que me pase, luego: seguro que me va a pasar y, finalmente, yo sabía que me iba a pasar.