Autoestima e identidad: La gente respeta más a quienes se respetan

hombresCada vez que alguien se dice «Pensarán mal de mi s no hago esto o aquello», «Tendría que haber actuado de otro modo», no sólo está alimentando una auto-imagen negativa, sino que está reforzando sus sentimientos de temor al fracaso y de poca valía personal. El miedo a no dar la talla y la exigencia de rendimiento se traducen en desafíos imposibles de llevar a cabo, lo que hace que se vea cada vez más como un incompetente.

Cuando más se piensa «Debo agradar», «Tengo que hacer lo que mi familia quiere», más se pierde poder en el presente. A la visión negativa que tienen de si mismos quienes viven pensando en los demás se suma la creencia errónea de que los otros son más felices, nunca se deprimen, ni están solos, ni dudan, ni nada. Los dependientes piensan que sólo ellos se sienten inseguros, lo que les lleva a un permanente autorreproche. Convéncete: si piensas que para estar contento contigo mismo sólo tienes que resultar interesante a los demás, te estás engañando. La gente respeta más a quien se repesta a si  mismo.