¿Es inevitable el aumento de peso en la menopausia?

mujer2

La buena noticia es que NO; no es inevitable. Como consecuencia de los cambios comentados anteriormente, durante la me nopausia la mujer disminuye en un 30% el gasto energético. La solución parece entonces muy sencilla: o se reduce en un 30% el consumo de alimentos, lo que no es recomendable, o se incrementa en un 30% el consumo de energía, o se llega a un justo equilibrio entre mejora del consumo alimentario e incremento de la actividad física.

La mujer en la menopausia debe realizar ejercicio físico para evitar el incremento del peso de 4 a 5 kilos que se produce por la disminución de la producción de hormonas. El ejercicio físico favorece también la fijación de calcio en los huesos para prevenir la osteoporosis. Esos ejercicios tendrán más efectos positivos si se acompañan de una alimentación saludable y de la eliminación del consumo de tabaco y alcohol.

Ya nadie duda de que con hábitos de vida saludables, que incorporan ejercicio físico programado y aumentan la actividad muscular en la vida diaria con un aporte equilibrado de calorías, se puede evitar o corregir el desarrollo de la obesidad.

Si la preocupación es la obesidad, la mejor estrategia es la prevención. El sobrepeso es el inicio del camino a la obesidad y sus problemas. Si se tiene algún grado de sobrepeso es importante comenzar ya con estos cambios; si ya se padece obesidad nunca es demasiado tarde para comenzarlos.