¿En qué consiste la elegancia? (II)

catherine

(Continúa)

2. Opta por lo natural: Un look natural no significa salir con la cara lavada y las raíces oscuras o con canas en el cabello. Significa aprovechar la cosmética para potenciar los dones que la naturaleza, la más sabia de todas las consejeras de belleza, te dio. Procura que el maquillaje no se note demasiado, y que sólo otorgue el punto de arreglo necesario para que destaque tu coquetería.

3. Pocas prendas para muchos aciertos: En cuanto a la ropa, tenemos que admitirlo: la calidad se nota. Procura comprar menos prendas e invertir en unas cuantas de excelente calidad que no salgan de tu presupuesto. Ve construyendo poco a poco tu armario, sin prisas. Estarás lista para verte de maravilla en cualquier ocasión.

4. No salgas sin los clásicos atemporales: Estas piezas nunca pasan de moda y a partir de ellas puedes construir un estilo propio, sin que parezca que estás copiándole a nadie más. Toma nota: una gabardina clásica en tonos crudos, un saco negro para usarlo con todo, pantalones vaqueros que te queden perfectamente, botas de caña alta negras o marrones, zapatos de tacón rojo, camisa blanca, camisola satinada o llamativa para la noche. Elegancia instantánea.

5. La postura y los gestos: Por último, no debemos olvidar que la elegancia también está en el movimiento. Vigila tu postura, tus gestos. Evita los demasiado caprichosos u holgados, de forma que no luzcas rígida, pero tampoco descuidada.