¿Cómo hacer que una relación dure?

matrimonio

Hoy en día son muy pocas las relaciones perdurables con el tiempo, pues gracias a una gran inestabilidad de factores son cada vez más frecuentes las rupturas y las separaciones amorosas. De aquí la evidente preocupación femenina de no llegar a encontrar el hombre indicado o el miedo a no hallar a la persona indicada. La realidad es el presente, y cada hombre busca vivir sus experiencias en relación a un beneficio propio y no en relación al bienestar de la otra parte, claro que si hablamos de una pareja en conjunto es necesario cumplir con una serie de pautas que ayuden a facilitar la convivencia a largo plazo. Tanto los hombres como las mujeres disponemos de caprichos, prejuicios, gustos, deseos y antojos que gustamos satisfacer,  entonces es muy probable que no siempre coinciden las situaciones en que nuestra pareja esta dispuesta a conformar nuestras exquisitas voluntades.

De todas formas es posible hallar el balance correcto entre los deseos y los impedimentos del otro, a fin de cuentas toda relación es compuesta por dos. Como primer factor a destacar se encuentran las mujeres, tan bellas como enmarañadas que por cierto podemos serlo. Entonces, primeramente es necesario que cada mujer disponga a su pareja del espacio y tiempo que sea necesario, de esta forma no causara sentimiento de aburrimiento, desanimo, o  fastidio (muy común en parejas estables). Es importante recordar también no perder el entusiasmo en la actividad sexual, estimulando la vista con importante lencería, o estimulantes típicos en la pareja. Y quizás otros de los factores más primordiales que los hombres detestan en casi toda la mayoría de las relaciones: los dramáticos cuestionamientos, los cuales solemos hacernos nosotras las mujeres, que aunque inocentemente parezcan inevitables pueden llegar a fastidiar la percepción masculina.

Claro que los hombres y la parte masculina de la relación también disponen de sus ventajas y desventajas. Es de esta forma que cada hombre debe cumplir con su pareja no solo en la actividad sexual sino también de conformar afectiva y psicológica. Las mujeres en relación a los cambios climáticos o en torno al periodo podemos volvernos más sensibles y sentir fragilidad en cuanto a la relación. Por otra parte es necesario también complacer el placer sexual femenino, pues esta comprobado no solo por la experiencia sino también por estudios de varios especialistas que la relación al cabo del tiempo llega al sexo, y no es posible su funcionamiento  en su totalidad con la falta del mismo.