Ponerle punto y aparte a una relación

 

La verdad es que cuando comenzamos con una relación todo es fantástico, todo nos parece perfecto y apenas encontramos fallos y problemas. A medida que se consolida, empezamos a encontrar los defectos del otro, y con un poco de paciencia y de cariño, se convertirán en conocidos y aprenderás a sobrevivir con ellos o hacer entender que ciertas actitudes se deben moderar por el bien de la convivencia. Sin embargo, en otras ocasiones, no se puede hacer nada. Y lo que empezó siendo una historia de amor perfecta, tiene que acabarse.

Ponerle punto y aparte a una relación es algo bastante complejo, que a muchos les asusta por aquello d haberse acostumbrado a las rutinas comunes con una persona, y que en muchos casos se alarga más de lo que se debería debido a este motivo. Sin embargo, no hay nada peor que mantener una relación por el mero hecho de hacerlo, sino que además os puede traer fatídicas consecuencias a ambos.

fin relacion

 

Y es que estar por estar no solo hace imposible la convivencia, sino que también puede terminar por romper antes de que se produzca un vínculo de únicamente amistad entre ambos cuando se rompa la relación amorosa. Y aunque probablemente sea más fácil que el otro sea quien tome la iniciativa y se decida a romper, si se siente en esta misma situación, la agonía puede extenderse y terminar por haber solo gritos, malas cara y un odio casi eterno por el otro.

Por tanto si crees que ya no puedes estar con esa persona, sea por la razón que sea, y has meditado lo suficiente la decisión como para hacerla firme, no esperes a que el otro de el paso como un cobarde, sino que enfréntate a la realidad y asume las consecuencias, que sin duda serán mejores que dejando que el tiempo agote lo poco que queda.

Imagen | elchicogris