Gente tóxica: El criticón

Con el poder de la verdad puedes ganar la batalla a esos personajes que se sirven de las palabras como armas para hostigar y sentise más seguros. Aprende a lidiar con el clásico «criticón», aquel que suele usar frases del tipo, «Yo nunca haría eso que has hecho»….

Creer poseer el manual que describe cómo debe hacer las cosas toda la gente que está a su alrededor. Es un implacable censurador y una persona enormemente tóxica, pues se comporta de una forma maliciosa para ganar poder y control sobre ti. Y también ataca para hacerse valer.

Sus frases: «Siempre dices estupideces», «Nunca terminas nada a tiempo». «¿Cómo pudiste hacer eso», «Pero ¿que clase de persona eres?», ¿Es que no tienes agallas suficientes».

Estrategias defensivas: Como primera medida, utiliza una táctica amable tratando de detener los avances del criticón. Dile claramente que haces lo que crees que debes hacer, y que la forma en que tú decides comportarte no tienes por qué coincidir con la suya. Subraya que eres el único que decide qué es lo apropiado o no para ti mismo y tu vida. Si él no corrige su conducta, limita tu relación a lo imprescindible.

Ir arriba