El chico malo ¿De verdad las mujeres nos sentimos atraídas por él?

Lo cierto es que desde la literatura, pasando por la TV, el cine y los cotilleos con las amigas dan la razón a ese mito de que el chico malo triunfa. Y nosotros hoy en Pasiones nos proponemos analizar cuanto hay de cierto en ese mito del chico malo y cuanto se ha quedado solo en la fantasía popular.

Si nos centramos en la parte biológica, las mujeres elegimos a nuestros pretendientes simplemente por su físico, y no porque nuestra biología entienda de estética, si no que es más bien una reacción de cara a obtener una mejor prole. O sea que el chico alto y fuerte hará que nuestros hijos mejoren genéticamente.

Pero partir de que el humano es solo biología parece un error en toda regla. Así, si nos centramos en lo social, que al final es lo que nos hace humanos, ese chico malo es por lo general todo lo opuesto a la “clásica mujer”. Es decir transgresor, atrevido, arriesgado… Entonces, desde que comenzamos a generar ese mito de que el chico malo atrae, nosotras estábamos en casa relegadas a un papel secundario, en el que la aventura podía venir gracias a este hombre.

Sin embargo, y salvo contadas excepciones como una aventura pasajera, creo que a día de hoy las mujeres hemos conquistado muchos campos como para perder la cabeza por uno de estos chicos malos, y se los reservan solo aquellas que quieren desconectar por un momento, y para nada los ven como el hombre de su vida. ¿Ustedes qué opinan, sigue siendo el chico malo objeto de atracción fatal?