Cuestión de tamaño: la penetración no es lo más placentero para la mujer

cubrepene

Parece que seguimos en las mismas. Por mucho que pasen los años, seguimos creyendo en pajaritos preñados, como se suele decir. Y es que en cuestión de sexo, es mejor dejar a un lado la tradición y lo que se piensa porque alguien ha dicho que es así si no se quiere caer siempre en los mismos errores de confundir verdades con absurdas clases de falsa moral inspirada por la religión. En todo caso, esta lección no va por aquello de la sociedad que ha crecido al lado de una religión que reprime las relaciones sexuales y las coloca bajo el mero hecho de la procreación, sino por el hecho del machismo que hace pensar que un hombre es tan hombre como tan grande tenga su pene. Y claro, tras eso viene lo de cuanto más grande mejor.

¡Raso error! Es más diría que es uno de esos errores de básica. Para una mujer lo más importante en la relación sexual no es ni mucho menos la penetración. Es más, por lo general disfrutamos mucho más con otras prácticas que con ésta. Además, un pene grande puede causar muchos problemas con lo que al final resulta que del mito nos salió en lugar de una verdad una mentira de las grandes.

Otra cosa es tener un pene muy pequeño, muy por debajo de la media que en algunos casos hace que la mujer no sienta nada. Sin embargo, ni se es menos hombre por tenerlo pequeño, ni tampoco se debe renunciar a darle el placer a la pareja ¿Cómo? Pues tan sencillo como optar por la estimulación del clítoris y apostar por las posturas en las que la penetración es más profunda para lograr al máximo el efecto de que llegue lo más lejos posible y hacer que ella sienta más. Y por supuesto, aprender lo que a la pareja le gusta más. No hay más secretos. Y el tamaño, no importa

2 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here