¿Cómo usar las bolas chinas?

bolas chinas

Hoy en nuestro blog vamos a volver a poner el tema de la masturbación femenina en primera plana. Es verdad que ya hemos dicho que para los chicos también hay opciones en el mercado, pero las chicas son las principales beneficiarias de este mercado, y hoy nos hemos decidido no a presentarles más novedades, que si que las hay, si no a explicarles como funciona un clásico, las bolas chinas, que de seguro más de una ya las conoce, y que al menos de oídas todas sabemos como son.

bolas chinas

¿Cómo usar las bolas chinas?

Para empezar hay que prepararlas. Para ello, se limpian con agua y jabón y se dejan secar al aire. Una vez las tengamos listas sería casi como colocarnos un tampón. Las dos bolas chinas que vienen unidas por una pequeña cuerda se introducen en la vagina, y si es la primera vez que lo hacen deberían adoptar una postura que favorezca su introducción, aunque también hay lubricantes en el mercado específicos que les ayudarán en sus primeros usos.

Ese cordel se queda fuera para poder sacarlas fácilmente, pero el hecho de que sean del tamaño de una abaricoque, hace que sean sencillas tanto de introducir como de quitar. En cuanto al uso, muchas mujeres simplemente las introducen en su vagina y hacen vida norma sintiendo como estas se mueven en su interior y una excitación casi latente. Por otro lado, también pueden ser usadas en pareja, y el chico puede moverlas o introducirlas y sacarlas para conseguir que la chica las disfrute al máximo. Vamos que es simple, ahora os toca a vosotras echarle imaginación.