Bragas y sujetadores para hombres

manties

Estoy seguro que a estas alturas de la película a pocos os va a sorprender, pero la noticia aún así tiene su miga. Practicando buceo en internet, una de mis aficiones favoritas, he encontrado una web donde se venden bragas para hombres. Tal y como suena. La idea, como no, es de los japoneses, educados y formales en apariencia, pero perversos hasta el tuétano, al menos en lo sexual.

Reproduzco a continuación por interés general y descojone público, el texto de introducción del portal:

«Para esas noches y días, cuando quieres ser y sentirte un poco especial, travieso y muy sexy, estos «Manties»* son para tí. La primera vez que los lleves te resultará muy duro quitartelos. Están hechos de nailon con una habitación extra, donde más lo necesitas, para tu mayor comodidad. Una vez que te pruebes un par, pensarás porque no lo has probado antes. Los Manties son para los chicos»

*Manties-Panties, educados, formales, perversos y muy originales.

Estupefacto. El catálogo es bastante variadito, hay de todos los colores, con estampados, de diferentes tamaños y por tan solo 8 dólares, precio medio. Una ganga vamos. Si os interesa, adelante, que cada uno con su culo hace lo que quiere. Y si queréis el kit completo, una empresa textil, llamada Wishroom y también japonesa, comercializa desde hace un tiempo unos sujetadores para hombres. Parecen bastante simples, en comparación con los femeninos, a los que sin embargo se asemeja en el precio, unos 30 dólares. Un poco caro, parece.
Según los responsables de la empresa, el sujetador pretende que los hombres puedan llegar a sentirse como una mujer y esperan que en el futuro*, tal y como sucedió con los pantalones, se convierta en una prenda unisex. En Youtube hay un video explicativo que hace daño a los ojos, pero también da risa.

*Espero no estar vivo para verlo