5 claves para seducir con la mirada

orgasmo

La mirada en realidad ha estado siempre vinculada a la seducción, pero lo cierto es que no siempre sabemos cómo utilizarla para lograr nuestro objetivo y en este caso vamos a intentar desvelarte algunos de sus secretos.

Hoy hablamos de seducción, y hablamos precisamente de cómo conseguir dominar la mirada y sobre todo, descubrir en el otro los signos que hacen que estemos seguras de que vamos por el buen camino a la hora de conquistar, así que si no estás segura de lo que haces ni de las señales que captas puede que estas 5 claves para seducir con la mirada te convenzan.

seducción

5 claves para seducir con la mirada

  1. Las miradas deben ser cortas para poder captar la atención del otro mientras no tienes la confianza suficiente como para mantener un contacto más allá del visual. Una vez la tengas éstas pueden alargarse, aunque sin exagerar porque podrían convertirse en intimidatorias.
  2. Las miradas deben ir más allá de los ojos: mirar a los ojos puede ser una clara señal de atracción, pero desviar la mirada hacia otras zonas de la cara, como los labios puede mandar una señal directa, pero al mismo tiempo consigues precisamente evitar la intimidación de las miradas directas.
  3. Las pupilas como señal: fijarte en las pupilas del otro hace que entiendas muchas cosas, y si las de él se dilatan, sin lugar a dudas se siente atraído por ti, o por lo que estás diciendo, pero al fin y al cabo, atracción.
  4. Insistir: las miradas que vienen y van tienen un gran poder a la hora de seducir, pero en este caso lo mejor es mirar y dejar de hacerlo para luego volver a insistir. Y no es tan difícil hacerlo, ni requiere de ser muy lanzada ¿Te apuntas?
  5. Pestañeo: pestañear muy rápido indica ansiedad, y hacerlo despacio puede suponer que está relajado, tranquilo y que se siente muy cómodo, aunque esta señal tiene también mucho que ver con su propia personalidad y modo de ser, con lo que no es tan segura como puede serlo la de las pupilas.

Imagen | francisco.j.gonzalez