Dejar los celos de lado es difícil pero no imposible

Hoy vamos a volver a hablarles de nuevo de las relaciones de pareja, y lo vamos a hacer con el que es uno de los problemas más reticentes en muchas relaciones, y que en algunos casos parece ser un sin razón, que si bien no tiene una solución simple, si se busca y se lucha juntos sí que la hay. Hablamos de los celos, los cuáles acaban complicándolo todo, y en la mayoría de los casos solo acaban por estropear lo mejor que tienen, y la relación si logra salir del trance, lo hace realmente perjudicada.

Dejar los celos de lado es difícil pero no imposible, y aunque depende de los casos concretos, en los que creo que lo mejor es acudir a un especialista, porque hay celos compulsivos que por muchas cosas que intentemos sin la ayuda de un profesional, es imposible salir de esa rutina enfermiza. Sin embargo, a continuación les proponemos algunas ideas para solucionar esas crisis de celos que a veces nos vienen a la cabeza:

  1. No inventes lo que no hay. Un celoso por lo general tiende a inventarse historias que nunca han ocurrido. Así que antes de empezar a darle vueltas a la imaginación procuren separar la realidad, puede que así vean otro punto de vista.
  2. Piensa en positivo: si tu pareja está contigo, por algo será. Deja la inseguridad de lado, y aunque eso no es sencillo, habrá que poner todo nuestra parte para poder superar esos celos.
  3. Olvídate de lo de no escuchar. Las cosas se entienden hablando y en las crisis de celos hay casi de todo menos eso. Así que mejor dejen de lado los numeritos y los gritos y se paren a escuchar con tranquilidad lo que el otro tiene que decir
Ir arriba