Vida sexual: ¿Cómo la afecta el deporte? (II)

deporte pareja

La actividad física siempre será una alida de la salud sexual, en la medida en que se la realice sin excesos ni obsesiones. A continuación seguimos compartiendo una entrevista con el psiquiatra y sexólogo, Adrián Sapetti, quien nos da su opinión sobre como el deporte incide en la vida sexual.

¿Qué ocurre con los deportes competitivos?

Los deportes competitivos en personas mayores de 40 y 50 años, no entrenadas, como por ejemplo el tenis single, el fútbol o el basket (más allá de que sean maravillosos) pueden propiciar cuadros riesgosos tanto en el área cardiovascular como en el aparato locomotor. En este sentido no me canso de decir que no es muy saludable, en esas edades (sobre todo en los varones que tienen mayor riesgo), hacer el amor o jugar algún deporte competitivo luego de comer, ya que pueden generarse situaciones desagradables. ¡Mejor el banquete luego del sexo!

¿El deporte puede disminuir el rendimiento sexual?

En este aspecto podemos ver distintas facetas: el que sublima en la actividad física de una manera obsesiva, poniendo toda la libido en «los aparatos», en la competencia deportiva. He visto pacientes con problemas sexuales que canalizaban toda su energía erótica en un deporte compulsivo y excluyente. Están los otros individuos que «se matan» con las actividades físicas y deportivas y luego llegan al acto sexual rendidos, cuando no doloridos o lesionados.

Esto lo vemos en muchos varones cuarentones o cincuentones que creen que pueden jugar al fútbol como a los 20 años: el resultado es que, a la noche, llegan a la cama rendidos y exhaustos. Están más para un baño de inmersión y el kinesiólogo que para hacer el amor, pues les cuesta recuperarse.

Fuente: Revista Salud

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here