Un momento incómodo: “¿Nos cuidamos?”

La escena no podría ser más candente: una pareja está a punto de disfrutar uno de sus primeros encuentros sexuales y todo parece marchar de maravilla, pero en la cabeza de ambos ronda una pregunta que no desea cortar con el buen momento, pero que es muy necesaria: ¿cómo sacar a cuento el tema de la protección que deben utilizar?

desconocimiento-de-la-seduccion

Hay varios planteamientos que pueden utilizarse según el carácter o las circunstancias que son claros y efectivos:

El método directo: Es quizá el más sencillo de todos, sobre todo si ya se ha establecido cierta confianza y se cuenta, por ejemplo, con un preservativo. Durante una situación excitante, simplemente toma la iniciativa y muéstraselo. Lo más probable es que no haga falta decir más.

El método calculador: Si no posees un preservativo y no tienes la seguridad de que tu pareja cuente con uno, puedes actuar como si asumieras que el otro está en disposición de usarlo. “Quizá es la hora de protegernos” puede funcionar. Entonces será buen momento para saber qué sigue, y  tomar decisiones al respecto.

El método sexy: Echar mano de unas cuantas frases encendidas mientras mencionas el método de protección quizá sea el más efectivo de todos los planteamientos. Por ejemplo, puedes describir paso por paso qué harás una vez que ambos se encuentren cómodos y protegidos. Esto les da un poco de tiempo para hablarlo sin dar mucha oportunidad a que se apaguen los ánimos.