Solteros crónicos: Por qué es tan difícil formar una pareja (I)

soltería crónica

Ellos dicen: «Las mujeres son todas iguales: histéricas», mientras que ellas replican: «No hay hombres«. Nos preguntamos: ¿Hasta que punto es responsabilidad de los demás y no propia? ¿Te consideras un soltero o soltera crónico/a? Chequea que dicen los especialistas sobre por qué es tan difícil formar una pareja.

En los últimos años, asistimos a una serie de formaciones en la manera de vincularnos con los demás: las relaciones fugaces priman, dejando a las personas que las protagonizan solas en cuestión de amor. Surge una nueva categorización: los solteros crónicos y sus avatares para poder constituir una pareja.

Mirar hacia adentro

Desde el psicoanálisis, pensamos que las quejas como «son todas histéricas o faltan hombres», encubren lo que impide a las personas relacionarse. Más allá de que cada caso es individual, lo que los solteros crónicos ponen de manifiesto es la dificultad para establecer vínculos profundos y duraderos. Echándole la culpa a los demás evitan confrontar con aquello que los angustia: la propia responsabilidad en los hechos. Cuando esta ya no es de los otros, deben reconocer que la limitación es propia.