Separación: ¿Cuál es el mejor camino para empezar de nuevo? (III)

divorcio

¿Crisis = oportunidad?

Todas las crisis de nuestra vida, en todos los ámbitos, se han tratado de tocar fondo para volver a salir a flote fortalecidas; y la pareja, en este aspecto, no es la excepción. ¿Qué papel juegan, o mejor dicho qué lugar le damos, en este nuevo contexto, a nuestros proyectos personales?

Hoy por hoy la mujer ya no queda recluida al ámbito hogareño y al cuidado de sus hijos sino que se da un encare femenino a salir, a conocer otra persona o a ocuparse más de ella misma.

Es que, probablemente, la mujer se encuentre con la oportunidad de poder realizar lo que durante su matrimonio no le era posible. Tendrá más tiempo para ella, para dedicarse a ella. Pasará por diferentes etapas de tristeza y dolor, en las que estará más abstraída en su sufrimiento; luego, si puede superarlo, podrá ir sintiendo más tranquilidad y conectarse con la oportunidad que cada crisis aporta para fortalecerse. La crisis puede llevar a que la mujer desee salir de su casa para reencontrarse con ella misma en un ámbito más personal, en otros roles dis¬tintos a los que venía acostumbrada.

¿Cuándo la mujer empieza a ocuparse más de si misma, es porque quiere conseguir una nueva pareja, por ella misma o por darle celos a su ex?

Puede ser por todos esos motivos. La mujer que se separa por lo general empieza a poner mucho énfasis en su aspecto personal y logra la apariencia con la que enamoró a su ex. En lugar de cuidarse mientras estaba en pareja, descuidando detalles en relación a su femineidad, muchas veces lo hace luego de la separación; a veces, para demostrarle al otro que ella aún sigue siendo una mujer deseable. Sin embargo, ocuparse de ella, con el objetivo inconciente de que su ex la vea, forma parte de no poder elaborar la separación.

¿La autoestima es lo más dañado cuando una pareja termina? ¿Cómo fortalecerla?

La culpa por el fracaso de la pareja también juega un papel importante en el daño de la autoestima. En las consultas suelo escuchar a muchas mujeres que creen no merecer ser amadas nuevamen¬te porque no pudieron sostener su pareja; que se sienten menos mujeres por eso; que sufren enormemente el dolor provocado a sus hijos y no logran perdonárselo. Dar lugar a que la crisis nos deje una enseñanza; trabajar sobre nosotras mismas; realizar un autoanálisis sobre los motivos que llevaron a armar y a desarmar la pareja; perdonarnos; pedir ayuda recurriendo a nuestros afectos; hacer un tratamiento psicológico que nos ayude a encontrar mecanismos de afrontamientos sanos que nos conduzca a un crecimiento y al encuentro con aspectos ocultos que quizás ni conocíamos de nosotras mismas, puede ayudarnos a fortalecer el amor propio. Separarse implica elaborar un duelo por la pareja que se rompe, y atravesar un duelo no es algo sencillo.

En este duelo que menciona, volver a lograr confianza en otro, ¿es la parte más difícil?

Siempre depende del motivo que llevó a la separación. Luego de una ruptura de pareja debido a engaños o infidelidad seguramente se haga más difícil volver.a confiar en el otro. No obstante, quizá sea más difícil volver a confiar en uno mismo,.volver a ser feliz, a enamo¬rarse de alguien, a amar.