¡Qué frío! ¿Nos quedamos en casa?

frio

Sí, ha llegado la hora. Los días luminosos de agradable sol nos han abandonado por un tiempo e irremediablemente llego el frío y la necesidad de sacar bufandas, abrigos y paraguas. Si eres de los que se deprimen con el ambiente invernal, ¿por qué no cambias el chip y pones las circunstancias de tu lado? Las posibilidades de disfrutar aún más de tu vida en pareja se multiplican en esta época del año en un escenario común: tu propia casa.

Sí, de acuerdo, seguirá estando genial acudir a conciertos, cafés, restaurantes, salir de marcha pero… ¿Quién puede resistirse a un plan casero en esos días de frío glacial?  Si de por si no sois muy hogareños y durante las épocas de sol tenéis una vida social tan activa que apenas tenéis tiempo para vosotros los días de frío y lluvia pueden ser la mejor excusa para compensarlo. Los planes de invierno en casa, con tu pareja, pueden llegar a convertirse en todo un placer.

Más allá de jugar al Trivial, que no digo yo que no esté bien, un plan casero en pareja puede convertirse en algo mucho más original donde el único límite lo pone la imaginación. Desde juegos de mesa “calentitos” y más que divertidos hasta la posibilidad de sorprender a tu pareja con una cena afrodisiaca. Por supuesto nunca pueden faltar los grandes clásicos como desayunar chocolate con churros en la cama o una sesión de cine personalizada con vuestras películas preferidas. Y hablando de cine ¿Qué tal una sesión de fotos al más puro estilo “Lucía y el sexo”? Puede que no sea tan cinematográfico pero, el menos, os reiréis. Enciende tu chimenea, dispara tu imaginación y haz del frío tu mejor aliado.