Problemas de pareja: Los celos retrospectivos (II)

El amor romántico es una especie de locura por lo impulsivo de sus acciones. Pero se torna destructivo cuando se anexa a los celos. Dicen los neurocientíficos que una zona del cerebro se activa cuando un amado piensa en su amada. La pasión romántica tiene que ver con dos elementos químicos: la dopamina y la norepinefrina que lleva a centrar la atención en una sola persona. Se obsesiona uno con otra. Se vuelven trastornados. Ambos enamorados se fusionan con el objeto de su amor y temen que alguien se los quite.

¿DONDE SE ENGENDA ESTA AVIDEZ DE TRIUNFO CONTRA UN RIVAL AUSENTE, INEXISTENTE?

Es frecuente pasar del cariño de los padres al de la pareja. El se constituye en eje de la propia valoración. La celosa busca su aprobación en la pareja como antes la buscó en sus mayores. Pero si el reconomiento paterno fue pobre, se potencia el pedido de la pareja. Se la persigue para verla permanentemente, para que la adore, para asegurarse que hace el amor mejor que nadie, que es más inteligente que los demás.

Seres muy racionales carecen de inteligencia emocional. A veces, para ganar un amor, hay que saber perder. Reconocer que quien amó a otro (u otra) pudo ser feliz con él (o con ella). Pero que también su pareja actual puede hacer su felicidad.

buscar un pacto pareja

¿CÓMO MANEJAR ESTA IRRACIONALIDAD?

COmprometiendo más el cuerpo y menos la mente: caminar, correr, andar en bicicleta, nadar, bailas hasta que el propio cuerpo recupere la importancia y el placer que exigimos que le dé la otra persona.

¿CÓMO CONVENCER A QUIENES ENFERMAN DE CELOS RETROSPECTIVOS QUE SON EL ÚNICO AMOR PRESENTE?

Consultan por los celos enfermizos presentes y retrospectivos tanto mujeres como hombres bellos, inteligentes que tienen talentos diversos. No son feos sino inseguros. Carecieron de sentimiento de confianza en etapas tempranas de su vida. Las parejas pasadas de su pareja actual vinieron a transformarse en hermanos rivales que supuestamente les robaron el reconocimiento corporal y afectivo de sus padres.