Problemas de pareja: Los celos retrospectivos (I)

celos

El amor romántico es una especie de locura por lo impulsivo de sus acciones. Pero se torna destructivo cuando se anexa a los celos. Dicen los neurocientíficos que una zona del cerebro se activa cuando un amado piensa en su amada. La pasión romántica tiene que ver con dos elementos químicos: la dopamina y la norepinefrina que lleva a centrar la atención en una sola persona. Se obsesiona uno con otra. Se vuelven trastornados. Ambos enamorados se fusionan con el objeto de su amor y temen que alguien se los quite.

En este anhelo de unión emocional algunos se vuelven celosos cuando el ser amado no está a su alcance. Cuando se ausenta. Cuando trabaja. Cuando se relaciona con otra gente. Y esta actitud posesiva se traslada al pasado de su
pareja: celan sus amores pasados
, se comparan con ellos, rivalizan con fantasmas y buscan la auto confirmación en reiteradas expresiones de cariño de su ser querido. Cuando no se las dan, creen que se debe a que la figura del pasado les impide amarlos.

Cualquier semejanza con la exigencia incondicional que los niños buscan del cuidado materno no es casual, sino causal.

«POR QUÉ, SIENDO SERES RACIONALES, Y ACEPTANDO QUE SOMOS UN MOMENTO EN LA HISTORIA DE ESA PERSONA, HAY QUIENES EXIGEN QUE SU PAREJA LES DESCRIBA LAS RELACIONES PASADAS, CON PELOS Y SEÑALES?»

Algunos responden que por masoquismo, para gozar mientras sufren. O por baja autoestima. Para ganarle al recuerdo del otro.