¿Por qué se llama Punto G?

 

Probablemente hablar del punto G es hablar de algo que es para todos bastante común. El que más y el que menos asocia el punto G femenino a un placer más allá de lo que pueda dar una relación sexual plena en sí misma. Otra cosa es ya saber dónde está y saber cómo estimularlo, porque para eso se requieren más cosas que simplemente saber que se llama punto G. Pero hoy no vamos a hablar de nuevo de eso, aunque lo haremos en otros post porque me parece un tema muy interesante y que aún tiene muchos secretos por desvelar. Hoy nos preguntamos ¿Por qué se llama Punto G?.

PUNTO g

 

Probablemente muchos piensen que s algo casual. Vamos, que podrían haberle llamado Punto H, o Punto L. También hay la teoría de que se trata de una letra que se le parece al lugar dónde se sitúa. Y hay quien dice que es solo una peculiaridad del nombre en español, es decir, que en otros idiomas se llama distinto. Y todo eso es falso. En realidad el punto G se llama así en todas partes en honor a su descubridor, el ginecólogo Gräfenberg.

Lógicamente para un alemán o un danés pronunciar su nombre completo no sería nada difícil, aunque para un inglés, un español, o un árabe la cosa se complicaría. Así se redujo el nombre del punto más placentero de la mujer a Punto G. Y el resto de idiomas lo llaman del mismo modo aunque la letra g se pronuncia como lo indica su lengua, con lo que eso puede dar lugar a las confusiones que te contábamos antes. n todo caso, ahora si que ya puedes presumir de tu sabiduría, y contar de dónde viene el que es uno de los misterios más interesantes de la sexualidad femenina; el punto G.

Imagen | procsilas