¿Por qué nos gusta que nos venden los ojos?

Probablemente muchos lo hayan probado más de una vez. Probablemente muchos sueñen con hacerlo en sus próximos encuentros. Pero lo que está claro es que que nos venden los ojos es una de las fantasías por excelencia, y al mismo tiempo es algo que aumenta el placer en la relación sexual, a pesar de que hagamos lo mismo que sin la venda. Hoy en nuestro blog intentamos explicar el porqué.

¿Por qué nos gusta que nos venden los ojos?

vendar ojos

La razón es evidente. Por lo general utilizamos los ojos como uno de los sentidos con los que más descubrimos la realidad que nos rodea. Sin embargo, en un encuentro sexual, cuándo los anulamos con una venda, las sensaciones con el resto de los sentidos se acentúan. Es decir, si no podemos ver, aumentan también las sensaciones del gusto, del olfato, del oído o del tacto.

Y no es que sintamos más, si no que sentimos diferente, porque al dejar de percibir la realidad como comunmente lo hacemos, es decir con la vista, la empezamos a percibir por los otros sentidos, y como no es tamos demasiado acostumbrados tenemos la sensación de que sentimos más y precisamente por eso resulta agradable. ¿Cuál ha sido su experiencia? ¿Les ha gustado más mantener una relación con los ojos vendados?

Ir arriba