¿Me necesitas o me quieres?

La verdad es que el mundo de las relaciones de pareja nunca nada es lo que parece y esto precisamente confunde a muchos, y hace que surjan relaciones que parecen ser una cosa y en realidad son otra. De ahí el título que hemos elegido para el tema de hoy, porque precisamente necesitar no es lo mismo que querer, con lo que  vamos a ver qué es lo que puede pasar cuándo una pareja basa la suya en algo que no es lo que quiere.

amor

Necesitar crea relaciones de dependencia. Necesitar del otro para ser uno mismo es un problema que a la larga ocasiones sufrimiento a la pareja. Lógicamente, no hablamos de momentos puntuales, como por ejemplo cuándo estamos tristes, y necesitamos tener a esa persona a nuestro lado; o cuándo somos felices, y queremos celebrarlo con él; si no de casos extremos en los que uno de los miembros de la pareja no sabe vivir sin el otro. Eso anula a la persona y hace que la relación llegue a momentos insostenibles.

Sin embargo, querer, significa otra cosa. Querer es sinónimo que amar al otro. De querer estar a su lado respetando su forma de ser, respetando su intimidad y respetando sobre todo aquellos momentos en los que cada uno va por su lado. Un equilibrio entre la relación de pareja y la personalidad de cada uno son los ingredientes necesarios para que la relación funcione. Y sin duda, necesitar y querer tienen poco que ver entre sí. Por eso cabe que se pregunten si le necesitan o le quieren