Mitos sobre el climax en la mujer (I)

«Las mujeres no tienen un verdadero orgasmo, solo sienten el placer de la penetración».

No es verdad. Por el contrario, dentro de la vagina existe poca sensibilidad, el clítoris es el órgano femenino del orgasmo. La penetración para la mujer es uno más de los estímulos placenteros que le permiten sentir intimidad con su pareja.

«La penetración es suficiente para lograr el orgasmo».

No es verdad. Las mujeres necesitan que el estímulo comience en el cerebro y los sentidos y se extienda a todo su cuerpo; toda la zona pélvica debe estimularse, principalmente el clítoris, sin dejar de atender los demás aspectos sensoriales, ya que si no, la vía neuroquímica se interrumpe.

«Cuando no hay orgasmo, no hay embarazo».

No es verdad. Existen muchas mujeres cuya sexualidad ha sido solamente reproductiva y que consultan por anorgasmia

«Hay mujeres que no pueden tener orgasmos y nunca los podrán tener».

No es verdad. En mujeres sanas, sin alteraciones del sistema nervioso, vascular o muscular causa la anorgasmia generalmente sucede por falta de información y autoconocimiento. También puede deberse a la falta de una buena técnica sexual con la pareja o a problemas de orden emocional. Todas estas situaciones pueden y deben ser tratadas a través de la consulta con un/a profesional especializado/a en medicina sexual.

«El verdadero orgasmo es cuando la mujer expulsa un líquido,
(eyaculación femenina).»

No es verdad. La lubricación vaginal sucede durante la fase de excitación. La llamada «eyaculación femenina» no está demostrada científicamente ni le sucede a todas las mujeres. No deben buscarse similitudes entre hombre y mujer, sus respuestas son propias de cada género.

«Con la edad, los orgasmos se atenúan o desaparecen».

No es verdad. No se trata de la edad sino del estado de salud o emocional que pueda tener esa mujer y de su relación de pareja. Existen mujeres que forman nuevas parejas a edades avanzadas y relatan orgamos más intensos que en su juventud.

Ir arriba