El morbo y el sexo

De seguro que más de uno ha utilizado en alguna ocasión la expresión «me da morbo» «¡Qué morbillo!» o algo similar para referirse a una conducta por lo general sexual que nos pone en peligro de ser descubiertos. Sin embargo, cuando vamos a descubrir el significado de la palabra morbo, nos encontramos con algo que poco tiene que ver con la aplicación actual. Así, cito literalmente: morbo es una tendencia obsesiva hacia lo desagradable,lo cruel,lo prohibido. ¿Qué tiene de desagradable o cruel o incluso prohibido practicar por ejemplo sexo en el ascensor? Pues nada. Por ahora no es delito, aunque nunca se sabe lo que nos deparará nuestro gobierno. ¿Entonces, de dónde viene esa asociación?

Pues aunque es verdad que casi siempre asociamos el concepto de morbo a lo sexual por los estereotipos y una moral un tanto arcaíca, la sexualidad puede no tener nada que ver con ello y ser totalmente sana. Sin embargo, el término quedó de las décadas pasadas en la que practicar sexo debía ser algo que hay que esconder de los demás y que fuera del matrimonio, aunque no estaba prohibido por ley, no era aceptado en la sociedad.

Y precisamente de ese entonces, hemos cogido la palabra morbo y la hemos incorporado con un significado diferente a nuestro vocabulario. Y ya ven que aún hay muchas cosas que cambiar respecto a una moral sexual un tanto atrasada, al menos, en cuando a significados de nuestro diccionario.

Ir arriba