Cómo afrontar el dolor de la infidelidad

infidelidad11

Por muy bien que haya asumido la teoría y muy abierta que se declare una pareja, lo cierto es que resulta inevitable atravesar etapas de dolor cuando se experimenta la fidelidad, tanto por parte de la persona que se considera traicionada como por la protagonista de dicha “traición”. En esos casos, ¿cómo paliar el dolor?

Afontar la realidad. En primer lugar, no sigas mintiendo si tu pareja tienen indicios claros de que estás manteniendo una relación con otra persona. Es preferible empezar a afrontar la verdad cuanto antes en vez de prolongar la agonía de la duda.

No conviertas a tu pareja en tu confesor ni en tu consejero. No necesita saber todos los detalles de alcoba, aunque lo importante debe ser dicho con claridad, especialmente en lo que se refiere a tus intenciones: ¿deseas continuar con esa relación extraconyugal o estás dispuesto a dejarla? Habla sólo cuando estés convencido de que podrás hacerlo de manera desapasionada.

infidelidad-12No aceptes ningún tipo de violencia de tu pareja (romper cosas, dar portazos, ni mucho menos utilizar la violencia física). Aléjate y vuelve a intentarlo en otro momento.

Si se mantienen las formas, por muy mal que te sientas no huyas, no la dejes  con la palabra en la boca. Saca fuerzas de flaqueza e intenta digerir el dolor y comprender si deseas superar la crisis de pareja.

Si eres la persona responsable de esta infidelidad, tienes también una mayor responsabilidad para dirigir la situación; comunícate con el máximo amor y respeto posible. Utiliza esta crisis para clarificar cosas que tenían pendientes en la pareja, para ver qué es lo que no funciona y tratar de mejorar la situación.

Evita dramatizar. No des por hecho que ya se ha acabado todo con tu pareja. Clarifica si aún sientes amor y deseos de seguir esta relación. Si es así, no pierdas este objetivo de vista en ningún momento.

Elabora un plan de reparación de los vínculos que han sido dañados (confianza, autoestima, etc.). La persona causante estará en mejor situación de ponerlo en marcha. Denle prioridad a este tema sobre todos los demás. Invierte tiempo y esfuerzo en sacarlo adelante.

Si sufres por el dolor de tu cónyuge, hazlo saber. Pero no pierdas de vista en ningún momento que ante todo te debes fidelidad a ti misma.

Ir arriba