Amigos con derecho a roce ¿Vas a algún lado?

Hoy vamos a volver a hablar de nuevo de esas relaciones que son de pareja y al mismo tiempo no lo son. Hablamos de los amigos con derecho a roce, de los rollos, o de cómo quiera que le llames a lo de tener una relación con una persona que ves muy a menudo, a la que llamas para quedar y con la que te acuestas, pero que no consideras tu pareja, ni tampoco hay obligaciones de fidelidad o de estar ahí. ¿Y por qué hablamos de este tema? Pues porque aunque hay quien sabe llevarla muy bien, es verdad que hay quien en realidad se equivoca y acaba embaucado en un círculo vicioso que hace mucho daño.

rollos

El que tiene un amigo con derecho a roce sin buscar pareja, sin desearla, probablemente esté muy contento. Pero tanto aquel que la está buscando mientras mantiene esa relación con un rollo, como el que acaba descubriendo que siente más por ese rollo, están metidos en un buen lio. Está claro que depende todo de lo que cada cual busque, pero cuando tenemos claro que es un rollo, no podemos dar más. Así, si el otro pide más, y no podemos darlo; o con quien estamos no está dispuesto a darnos algo más, lo mejor es cortar la relación por lo sano.

Luego otra cosa es tener un rollo mientras buscamos otra relación. Esto es viable, pero siempre tiene sus limitaciones. ¿Cómo vas a encontrar a tu pareja si cuando sales por ahí sales ya con una, aunque no lo sea de verdad? En conclusión, que los rollos están muy bien, pero no son ni para todo el mundo ni para todas las ocasiones, así que tenlo claro cuando te metas en uno de ellos.

Imagen: sergis blog