Adolescencia: Los primeros novios

novios

Las primeras veces siempre son difíciles. ¿Cómo reaccionar cuando nuestro hijo o hija trae a su primera novia o novio a casa? Aunque sospechemos que esta pareja no durará mucho, el enamoramiento durante esa etapa se vive de manera muy intensa y definitiva. Debemos respetar la decisión de nuestros hijos, tomarlos en serio y confiar en ellos sin alarmarnos.

Es importante darles su espacio y no acosarlos con preguntas, porque se pondrán a la defensiva. Tampoco podemos estar ajenos a lo que sucede o dejarlos actuar como adultos. ¡Qué dicotomía! Demostrar una mente abierta facilitará que confíen en nosotros. Para empezar, que haya traído a su pareja a casa demuestra que quiere compartir lo que está sintiendo.

Lo mejor es aceptar que este es un proceso natural: no iba a ser nuestro bebé para siempre. Es importante no sobreprotegerlo y fomentar su independencia. Es conveniente que se sienta en confianza con vos, para compartir las dudas que vaya teniendo durante la relación, pero de manera fluida. Si demostrás un alto interés en obtener información, se dará cuenta y se alejará. Confia en tu hijo: si lo educaste bien, sabrá manejar sus relaciones. Déjalo que se equivoque y aprenda, pero siempre acompañándolo y conteniéndolo de cerca.