¿Qué buscan los hombres de sus amantes? (III)

infidelidad2¿CUÁNDO UNA RELACIÓN COMIENZA A SER CONSIDERADA «INFIDELIDAD«?

Cuando existe una relación central y otra relación paralela que no es informada. Cuando hay ocultamiento, engaño, para proteger del dolor de saber al otro, para protegerse de su enojo. También para prolongar la aventura y seguir siendo fieles al deseo de tenerla. No siempre queda claro de qué lado, en qué vínculo, se ejerce la deslealtad, dado que se puede llegar a serle infiel a la amante con la mujer. Los bigamos (y hay muchos) frecuentemente son doblemente infieles a sus dos mujeres. En ocasiones, pareciera ser más infiel a la primera, la esposa «verdadera», porque la segunda mujer suele estar informada de que existe el primer vínculo. No siempre es así y hay situaciones de bigamia, en las que el bigamo logra engañar a las dos mujeres, a las que siempre asegura amar y no poder dejar.

CUANDO SE ESTABLECÍ IRÍA RELACIÓN EXTRAMA-TRIMONIAL, EL «INFIEL», A MENUDO, ARGUMENTA QUE NO TIENE NINGÚN VÍNCULO CON SU MUJER…

Y algunas veces hasta es cieno… El «infiel» puede incluso dormir en piezas separadas con su mujer. Pero muchas más veces, es meramente un cuento para «enganchar* a quien se está seduciendo, una mentira para convencer que acepte ser el tercero o la tercera. Por cierto,los problemas en la sexualidad de la pareja son un desencadenante frecuente para comenzar una nueva relación paralela, para lanzarse a vivir una aventura que gratifique donde el matrimonio frustra. Es la causa más frecuente en los hombres que en las mujeres, aunque últimamente las mujeres están cambiando tanto…

¿POR QUÉ EXISTEN «LOS AMANTES»?

Científicos que estudian la sociobiología creen que tener amantes es, sobretodo para los hombres, parte de nuestra naturaleza biológica. En realidad, nuestra biología garantiza que tratemos de tener numerosas relaciones sexuales, porque es la manera en la que nos reproducimos. Claro que la biología trata de reforzar todo lo que puede el impulso sexual, sobre todo en los hombres, de cuyos millones de espermatozoides dependemos- La biología insiste en que nos comprometamos con Ikvar adelante la especie. De todos modos, somos tan poco naturaleza y tanto cultura, aún en lo sexual…

¿DE QUÉ MANERA?

Tenemos muchas triquiñuelas para evitar los compromisos con la naturaleza. Inventamos tantas argucias para tener sexo sin reproducimos… De todos modos, el impulso está allí con mucha fuerza y sostenido por potentes hormonas, nos larga a amar y a tener amantes antes de pensarlo mucho. Ese impulso está garantizado además por las feromonas, poderosas sustancias olfativas cuyas sutiles fragancias emanan de nuestro cuerpo y nos guían a elegimos como amantes…

SI ESTAS SON LAS FAOUDADES, ¿CUÁLES SON LOS IMPEDIMENTOS?

Son siempre culturales. Hay culturas que permiten más tener amantes y otras, menos. Existen convicciones, valores, creencias religiosas y normas soáale que hacen que se exprese con mayor o menor intensidad los impulsos amatorios. Ha habido culturas y hay culturas poligámicas. La invención de la monogamia y la fidelidad matrimonial son creaciones recientes. En nuestra época, reforzada por la epidemia de HFV, que también ha reforza do la abstinencia.

¿LA FIGURA DE AMANTE AÚN HOY TENIE MALA PRENSA?

Sí, mala prensa y buena práctica…

¿LO PROHIBIDO GENERA MAS DELEITE EN UW RELACIÓN EXTRA MATRIMONIAL?

Para algunos de nosotros es esencial que la sexualidad esté prohibida para que sea divertida. Sin duda, complicidad y misterio, ingredientes cení les de la relación de amantes, sobre todo en sus comienzos, dan un sabor especial a un plato que ya es sabroso. Sin embargo, más allá de las era cías populares, lo central en una relación de amantes es sentirse deseado.