Verdades sobre el orgasmo

orgasmo5

¿EXISTE EL ORGASMO SIMULTANEO?

Los orgasmos sincronizados, como se ven en las películas, no son la regla, porque, fisiológicamente, hombres y mujeres tienen tiempos distintos. Se puede dar en algunas parejas cuando han aprendido a conocer sus tiempos, intuitivamente y a través de la observación del otro.

En general, las curvas de excitación y orgasmo son distintas en el hombre y en la mujer. En ésta, el flujo sanguíneo que genera la excitación llega mucho más disperso que en el hombre, cuya erección es mucho más rápida. La mujer requiere más estimulación para llegar al orgasmo. En cambio, la excitación y erección del hombre se producen más rápido y, también, cae abruptamente.

Pero, en definitiva, el orgasmo simultáneo no tiene ningún sentido. Porque si la pareja está muy pendiente de los tiempos, al final, no disfruta nada.

¿Y EL MULTIORGASMO FEMENINO ES TAMBIÉN UN MITO?

Los orgasmos múltiples existen, pero no son lo habitual. Muchas mujeres tienen la posibilidad, después del primer orgasmo, de tener reacciones orgásmicas sucesivas. Pero, en general, a la mujer no le preocupa tanto tener orgasmos múltiples. Es más el varón el que siente que, si esto ocurre, es una validación de su virilidad. Sienten que son ellos los que le han dado el multiorgasmo a la mujer y no que hay mujeres que se han dado más permiso, más libertad, tienen mayor conocimiento de su propio cuerpo, experiencias de vida positivas con respecto a la sexualidad y una anatomía privilegiada.

¿PUEDE HABER UNA RELACIÓN SEXUAL SATISFACTORIA SIN ORGASMO?

Sí, por supuesto. Estamos siempre en la persecución del premio mayor, que es el orgasmo. Y nos olvidamos de pasar un momento agradable y distendido en la cama.

Hoy, las relaciones sexuales están muy centradas en el aspecto coital. Cuando, en realidad, una relación sexual implica muchas más cosas que un pene dentro de una vagina. Lo que ocurre es que estamos en una cultura erectológica, falocéntrica y orgasmológica. Todo se centra en el orgasmo, en la erección y en el falo.