Tipos de infidelidad: La infidelidad accidental

kamasutra

Una infidelidad no es algo casual, sino que suele revelar falta de comunicación o un mal momento en la relación de pareja. Algo que podemos perdonar… si superamos nuestro orgullo malherido

¿Es posible que alguien que no pretendía ser infiel se sorprenda un día en cama ajena? Parece que sí, y pasa con cierta frecuencia. Se trata de un comportamiento circunstancial, y el que lo comete se deja arrastrar por la situación, pasa por encima de sus propios valores y se entrega a la atracción sexual o afectiva. Tendrá la importancia que le queramos pero es frecuente que, luego, invada el arrepentimiento. No obstante, al no tratarse de un comportamiento premedita sino más bien fruto de la “debilidad de la carne», nadie puede asegurar que no vaya a suceder de nuevo. Ante esta infidelidad no podemos asegurar que necesariamente algo marcha mal en la pareja; a veces es un problema exclusivo de la persona la ha cometido.

¿Se puede perdonar?

El «engañado» tendrá que sopesar sentimientos contradictorios respecto a su orgullo y a sus valores. En muchos casos, el dolor es tan grande que provoca un malestar imposible de soportar persona se enfrenta a una decisión: ¿perdono y reorganizo mis valores y mi orgullo o rompo relación? Mejor decidir una que se haya hablado con la pareja y valorado el problema.