La fantasía de ser más de dos (II)

trio2
Los tríos amoroso/sexuales son vínculos consentidos por los tres integrantes. El «troilismo», en cambio, en sexología es una «parafilia» («perversión» para el psicoanálisis y la ley) por la cual, uno de los tres integrantes necesita imprescindiblemente como rasgo repetitivo, la presencia de ese número de gente para excitarse y gozar. Entonces, ¿Por qué se habla cada día más de tríos sexuales o vínculos de más de dos personas? La licenciada Isabel Boschi nos cuanta más sobre esta fantasía de ser más de dos y nos da su opinión como profesional.

¿SE HAN VUELTO MÁS FRECUENTES?
Sí, por el paso de los tiempos y el sinceramiento de algunas costumbres. Hoy no es infrecuente que la pareja acepte que uno de los dos tenga un amor extramatrimonial. A veces hasta lo comparten.

EN LO PERSONAL, ¿QUE PUEDE MOTIVAR AL HOMBRE PARA INCORPORAR A OTRA MUJER?

Predomina en muchos varones la fantasía de ver a su mujer en una escena lésbica; la de ser acariciado, mimado y agasajado por dos mujeres, escena que tiene orígenes tan lejanos como los cuidados maternos de la infancia; tambien puede sentirse dueño de un gineceo (con dos mujeres parece un jeque modesto), y cumplir ilusoriamente con sus ansias de dominación. Hay tantas fantasías de a tres como individuos imaginativos existan.
Mientras que algunos hombres se conforman con imaginar la situación de a tres los menos la llevan a la acción.

¿QUÉ MOVILIZA A LAS MUJERES A CONCRETAR?
Hay diferencia en las motivaciones entre las mujeres adultas y las jóvenes al concretar un trío erótico.
En las mujeres que ya vivieron una vida matrimonial prolongada, cunde la curiosidad de cómo se sentirán al exponerse a una experienda semejante y también el deseo de incorporar novedad a su pareja, para unirse más aún. En tanto las jóvenes buscan probarse a sí mismas si pueden experimentar el monto de admiración de dos hombres al mismo tiempo.

Sentirse muy deseada aumenta su autoestima.
Por eso, las chicas inseguras pueden aceptar esta propuesta de trío, si sus valores morales se lo permiten. A veces fantasean con dos hombres a su lado y su deseo es el que manda: aceptan a uno, rechazan a otro.

¿ES ÉTICO SEDUCIR A MAS DE UNO?
Seducir es una conducta humana generalizada. Implica confiar que el poder que ejercemos en el otro produce tal efecto que nos permite apropiarnos de su buena voluntad para que nos acepte. La libido no busca básicamente placer sino aceptación.