La fantasía de ser más de dos (I)

vicky christina barcelona«Vicky, Christina, Barcelona», la película de Woody Allen plantea el tema de una relación de más de dos desde el principio. Woody Allen toma un tema de moda y nos hace reflexionar. ¿Por qué se habla cada día más de tríos sexuales o vínculos de más de dos personas? La licenciada Isabel Boschi nos cuanta más sobre esta fantasía de ser más de dos y nos da su opinión como profesional.

Los tríos amoroso/sexuales son vínculos consentidos por los tres integrantes. El «troilismo», en cambio, en Sexología es una «parafilia» («perversión» para el psicoanálisis y la ley) por la cual, uno de los tres integrantes necesita imprescindiblemente como rasgo repetitivo, la presencia de ese número de gente para excitarse y gozar.

¿DE QUÉ SE TRATAN?

Son grupos humanos construidos por prácticas sexuales que provienen de contratos explícitos de pareja donde se incorpora uno o una más, para dotar de novedad a la conducta amorosa habitual de la pareja. Cuando lo han aceptado, no lo viven con culpa pero lo ocultan pues temen el fuerte tabú social que existe contra la pareja polígama (un hombre con más de una mujer) o poliándrica (una mujer con más de un hombre). Este último caso está socialmente más censurado que el del polígamo porque el varón tiene mayor permiso social para tener relaciones sexuales

¿SE HAN VUELTO MÁS FRECUENTES?

Sí, por el paso de los tiempos y el sinceramiento de algunas costumbres. Hoy no es infrecuente que la pareja acepte que uno de los dos tenga un amor extramatrimonial. A veces hasta lo comparten.

EN LO PERSONAL, ¿QUE PUEDE MOTIVAR AL HOMBRE PARA INCORPORAR  A OTRA MUJER?

Predomina en muchos varones la fantasía de ver a su mujer en una escena lésbica; la de ser acariciado, mimado, agasajado por dos mujeres, escena que tiene orígenes tan lejanos como los cuidados matemos de la infancia; también puede sentirse dueño de un gineceo (con dos mujeres parece un jeque modesto), y cumplir ilusoriamente con sus ansias de dominación. Hay tantas fantasías de a tres como individuos imaginativos existan. Mientras que algunos hombres se conforman con imaginar la situación de a tres los menos la llevan a la acción.