Señales de deseo: Ha que jueguen a tu favor

seducir1

Tanto de forma consciente como inconsciente, el lenguaje corporal ha sido siempre una forma muy efectiva de seducción, pues sus mensajes son inequívocos. Si quieres atraer a esa persona que tanto te gusta, toma nota de las siguientes estrategias corporales que propone el antropólogo David Givens, autor del libro Love Sígnals (Ed. St. Martin’s Press):

Busca la cercanía. Cada vez que vayas al servicio, a la cafetería, etc., pasa al lado de la persona que te interesa a una distancia de, como máximo, un metro. Reacción: está comprobado que muchas veces nos gustan ciertas cosas sólo por haberlas visto antes.

Atrae la atención hacia ti. Cuando estés cerca de esa persona que te gusta, deja caer algo y agáchate a recogerlo. Reacción: nos damos cuenta de los objetos que se mueven, incluso si sólo los vemos por el rabillo el ojo. Instintivamente nos fijamos o atendemos a esa acción anómala que ha interrumpido nuestra atención.

coquetearMuestra interés. Levanta un hombro y ladea la cabeza cuando hables con quien te gusta. Reacción: según investigaciones antropológicas, este gesto sugiere interés o encanto en ambos sexos.

Sé vulnerable. Lleva una camiseta abierta o tócate el cuello o el escote. Reacción: está demostrado que tocarse el cuello es un gesto muy atractivo, tanto para hombres como para mujeres, ya que estás señalando literalmente un punto débil. Favoreces el acercamiento al dejar claro que tu actitud carece de agresividad.

Imita a tu deseado. Si se rasca la cabeza, bebe o tose, hazlo tú también. Si baila la conga, tú lo mismo. Reacción: copiar las acciones de aquellas personas a las que encontramos atractivas o creemos influyentes es un instinto innato.