Me divorcio ¿Ahora qué?

Como cualquier otro cambio en nuestra vida personal, un divorcio puede resultar para algunas personas muy traumático. Y precisamente por ello no hay que tenerle miedo a la situación y enfrentar el problema con un profesional. Sin embargo, la primera fase de querer encerrarnos en nosotras mismas, o en muchos casos evitar el contacto con todo lo que tenga que ver con fuera de la relación por el sentimiento de culpa de que las cosas han salido mal por tu culpa no hace ningún bien, pero es una fase por la que hay que pasar. Eso si, pasar por ella no implica que te resistas a salir de ella.

expareja

Es por eso que tras ese «período de bajón» se recomienda intentar de todos los modos recuperar a esos amigos que tenías más olvidados, obligarte a salir de casa, y sobre todo intentar abstraerte de lo malo y de pensar demasiado en aficiones o incluso en el propio trabajo. Todo llega, y hay que darle tiempo al tiempo, pero por lo general, si procuras no darle más vueltas de las que tiene y sobre todo no mortificarte pasará como las demás cosas que has pasado. Y sobre todo habrás sacado conclusiones, aprendido mucho de la relación y podrás volver empezar de cero.

Y aunque en esto de las relaciones personales no hay consejos globales que valgan porque todo depende de las personas implicadas y de sus caracteres, probablemente lo más importante es que cada cual respete sus tiempos, y que busque el apoyo de otros para salir de ese agujero en el que nos parece que no hay mundo más allá. Se sale. Pero tienes que decidir tú cómo y cuándo.

Imagen| Ed Yourdon

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here