Las causas del problema: ¿A qué se debe el Síndrome de Peter Pan?

Con frecuencia, el Síndrome de Peter Pan lo sufren personas que no han cultivado suficiente su autoestima para mostrarse fuertes ante las demandas de la sociedad, para sentirse seguras y capaces de superar aquello que se presente. Quizás de niños han sido sobreprotegidos por sus progenitores y no han desarrollado al máximo las capacidades necesarias para defenderse ante las adversidades.

A veces el origen del desequilibrio radica en no haber superado una experiencia traumática temprana que ha dejado como huella un terrible miedo a volver a sufrir. Ante todo, un peterpan tiene que concienciarse de su problema. Muchas de estas personas se tienen por encantadoras, y no son capaces de ver que están abusando de los demás. Sin embargo, ellos son los más perjudicados, por la soledad en la que puede desembocar su vida.

Ir arriba