Finanzas en pareja; ¿juntas o separadas?

Lo cierto es que quizás la pregunta muchos os la habréis hecho simplemente de manera natural. Es lógico. A todos nos preocupa la gestión de las finanzas personales, porque sino corremos el riesgo de caer en la bancarrota. Pero creo que con la crisis actual que estamos viviendo los problemas económicos familiares están afectando cada vez más a las parejas, y esto hace que en realidad sean muchos los que apuestan básicamente por plantearse enfocar sus cuentas de otro modo. Así que aprovechamos la actualidad del conflicto para analizar precisamente eso. Las finanzas en pareja; ¿juntas o separadas?

dinero

Yo creo que como casi todo lo que afecta a la pareja, hablar las cosas desde el principio es lo más conveniente. Marcar las impresiones base y explicar lo que cada cual entiende como básico en su vida es fundamental para entender si de verdad vamos a estar de acuerdo o si tener una única cuenta va a resultar ser al final un rompedero de cabeza diario.

Así si crees que es justo lo que dice tu pareja, aunque su gasto sea superior al tuyo y no te supone ningún problema, entonces lo mejor es siempre tener una cuenta conjunta, porque en realidad acabas ahorrándote dobles comisiones y es más fácil hacer frente a los gastos diarios. Pero si al final vais a acabar por hacer cuentas secretas, a pelear todos los días por cuánto queda o no queda en el banco, me parece que el lío va a ser más grande que decidirse a lo más coherente. Porque ¿quién ha dicho que una preja se quiere por tener una única cuenta de banco? De eso nada…

Imagen | ArchiM