El amor activa áreas adictivas del cerebro

pareja joven besandoseSegún estudios neurobiológicos, cuando una persona está en la etapa de «enamoramiento% se ponen en funcionamiento los mismos mecanismos de recompensa que llevan a un drogadependiente a consumir sustancias tóxicas.

«El amor sin límites», y todos los sentimientos que se ven envueltos, que van desde la ira hasta la alegría, han encontrado su explicación fisiológica. Un experimento elaborado por el neurobiólogo británico Semir Zeki, identificó la activación de sustancias como la dopamina y la serotonina, las cuales intervienen en los mecanismos de placer y recompensa. El doctor Zeki reunió a un grupo de voluntarios, a quienes les mostró fotografías de sus seres amados.

Mediante una serie de resonancias magnéticas, pudo confirmar que, al momento de visualizar la imagen, existe una liberación de dopamina, lo que tiene incidencia en cuatro puntos del cerebro, que ue activan el hipotálamo, centro’de las reacciones emocionales. Para el biólogo Diego Golombek, autor de una obra acerca de la estrecha relación que existe entre la biología de los impulsos de las drogas y el sexo, los neurotrasmisores que se «encienden» al amar, son los mismos que intervienen en el proceso de las adicciones, y que tienen que ver con los mecanismos del placer y de la recompensa.