Disfunciones sexuales: Reconocerlas es el primer paso para tratarlas

disfunciones

Tengo 60 años y estoy y muy sana. Mi esposo tiene 67 y se queja de que no tenemos relaciones. Creo que estoy su friendo frigidez o algún otro problema. ¿Cómo enfrento esta situación? Una disfunción es la interrupción del flujo de energía que, normalmente, tiene un inicio, un crecimiento, un desarrollo y un final. Como todo ciclo, la respuesta sexual tiene distintas fases: estímulo (el deseo), carga (la excitación), la descarga (el orgasmo) y la recuperación (la resolución y bienestar).

Este proceso suele tener un desarrollo fluido pero a veces, la energía se corta en alguna de estas fases. Entonces, hablamos de una disfunción.

Clasificación según origen y momento de aparición:

Orgánica: problemas en el funcionamiento corporal, de origen hormonal, por ingestión de sustancias kmedicamentos, alcohol o drogas), agentes infecciosos, enfermedades genito-urinarias, irritaciones, enfermedades crónicas.

Psicológica: creencias limitantes, temas que tienen que ver con la educación, ansiedad o alguna situación traumática.

Relacional: la dificultad tiene su origen en la forma de relacionarse con la pareja, problemas de comunicación, conflictos no resueltos o emociones reprimidas. Por otro lado, es importante saber si el problema ha tenido lugar siempre (disfunción primaria) o empieza a pasar después o de un tiempo o de un evento específico (disfunción secundaria).