Consejos para despertar tu sensualidad

Porque nada más sexy que una mujer que demuestre actitud y sensualidad. Chequea como despertar tu sensualidad con estos consejos profesionales.

Sentirse sexy, deseado, gustarse, son las bases para que el deseo haga su tarea en la otra parte. Para fomentar en nosotros una actitud ligada a la sensualidad, necesitamos desarrollar ciertas actividades -como cuidar el aspecto físico o realizar actividades sociales y culturales- que, con el tiempo, nos harán sentir mucho más a gusto y en armonía con la vida; además, nos alejarán de los pensamientos negativos y nos mostrarán otra manera de encarar los desafíos. Como consecuencia directa, esta nueva visión global del entorno será captada por nuestro cerebro, que la convertirá en energía positiva extra y la volcará al exterior, haciéndonos lucir mucho mejor. ¡Todas ventajas!

Otro punto importante a tener en cuenta es que al sentirnos deseados y aceptados, incrementamos el nivel de autoestima: nos sentimos mejor con nosotros mismos, con mayor confianza y seguridad para relacionarnos, sobre todo en términos sexuales. Si uno se siente a gusto, es probable que encuentre ese reflejo de valoración en la mirada que devuelven los demás.

Reglas básicas

Hay miles de maneras de desarrollar nuestro costado más seductor; pero, como también es real que entre lo sutilmente cautivante y lo demasiado vulgar hay una delgada línea, es importante no pasar la barrera del buen gusto ni caer en la tentación de los típicos clichés de película que todos conocemos. Ser encantador, interesante y despertar el deseo en otra persona no está relacionado con la compra de un vestido súper ajustado o con tener los bíceps marcados por pasar tantas horas frente al espejo del gimnasio. Los pequeños detalles son capaces de generar un magnetismo particular en las personas.

  • Los gestos irritantes, como mirar a cada rato el reloj, cambiar de postura constantemente, mover el pie o algún objeto de forma nerviosa son actitudes que muestran una mala predisposición para con los demás y un temperamento irritante. El yoga, salir a correr, hacer terapia o cualquier otra alternativa que creamos útil para nuestra personalidad nos puede ayudar a descargar energía negativa acumulada.
  • Ser espontáneo, fresco, sonreír, está relacionado con una actitud positiva ante la vida, y eso es sumamente sexy. No tenerle miedo al ridículo, al qué dirán, alejarse de las posturas rígidas y de la formalidad son armas de seducción muy efectivas a la hora de tener un encuentro sexual.
  • Olvidarse de la constante autocrítica, hablar bien de uno mismo (sin caer en la egolatría) es otra actitud favorable, ya que destacar lo bueno y descartar lo malo mejora instantáneamente nuestro estado de ánimo y genera una buena predisposición para con los demás.

No dejes de buscarnos en la segunda parte de la guia que te dice cómo despertar tu sensualidad.